People may see your clothes, but they feel your attitude

El famoso “estilo personal” no viene de la nada. Hay que tomarnos el tiempo para conocernos de pies a cabeza, experimentar, ir probando lo que nos queda bien o no, para poder desarrollarlo. Al vestirnos, no debemos tener tanto miedo a equivocarnos, créeme que si un día “te equivocas” no estarás cometiendo el peor de ...